En el campo de la extracción energética a través del uso de la geotermia el control de los fenómenos de ensuciado e incrustación de los equipos involucrados en el proceso productivo es crucial para garantizar la máxima eficiencia de la planta.

En las plantas geotérmicas, los fenómenos de incrustación derivan principalmente de la presencia en el agua operativa (extraída en la profundidad del terreno) de las siguientes especies químicas:

  • Sílice
  • Carbonatos
  • Sulfatosù
  • Metales y metales alcalino terrosos

La precipitación de las Sales minerales derivados de las especies químicas descritas anteriormente se produce especialmente en los pozos de re-inyección del agua, en los intercambiadores de calor y en los equipos superficiales a más baja temperatura.

Bozzetto ha desarrollado inhibidores de incrustación especiales basados en el mecanismo de la dispersión de los iones metálicos y de las sales minerales, capaces de operar en las complejas condiciones de trabajo propias de las plantas geotérmicas.

Los inhibidores de incrustación Bozzetto pueden ser utilizados tal cual o en dilución, directamente en el pozo para la extracción del agua.

Menu